15 jul. 2011

Sólo es un segundo en el que me atrevo a pedirte que me quieras, después seguiré soñando contigo y pidiendo que un día me dediques una de tus miradas.

No hay comentarios: