16 mar. 2015


En el meridiano cero en la zona central cerca del límite y lejos del final, entre dos valles con el cielo despejado, sobre un campo con el horizonte estrellado… Hay una fábrica pequeña pero inmensa de un viejo sabio que sobrevive porque piensa. Conocedor de múltiples maniobras, el viejo en la mezcla de lo mejor de las sobras. El mundo exploto y quedó desierto y el viejo heredo lo mejor de todo lo que había muerto. Tiene visión telescópica, piel de tortuga lengua de camaleón y olfato de oruga. El viejo es el cirujano del tiempo, tiempo, tiempo. A sangre fría opera todos los momentos. Todos los minutos que se pierden por ahí, los puede recuperar con un bisturí. Estira los segundos para que se hagan más largos. También hace trasplantes de momentos amargos y si continúa la amargura en nada lo consuelas. Se aplica un poco de anestesia pa´que no le duela…

Se hacen eternas cuando las quieren y siempre viven y nunca mueren. Cuando se duermen son indefensas y se despiertan cuando las piensas. Y las atacan y las defienden las más valiosas nunca se venden. Alcanzan todo lo que desean
 Así de grande son las ideas.

Si quiere darle vida a un ciclo nuevo cada cierto tiempo pone huevos. No come mucho porque es de sangre fría y se alimenta de moscas que viven un solo día. Y si no hay comida no lo culpo, si se alimenta de su propio cuerpo como los pulpos no moriría aunque su cuerpo entero se comiera es como la salamandra rápido se regenera. Pueden pasar los años. Pero a este ermitaño el tiempo no le hace daño es inmortal como los santos sus vertebras son de árbol, por eso dura tanto el viejo sabio nunca se olvida de nada porque tiene su memoria congelada, sus recuerdos están enteros, los preserva con hielo seco ochenta grados bajo cero. La repetición de una acción es la técnica más efectiva para la prolongación por eso se repite aunque se esté aburriendo ya lleva nueve mil quinientos años viviendo y es que ya no pasa por problemas mayores. De tanto repetirse aprendió de sus errores pa´l viejo es un abismo, vivir no es tan bonito cuando se vive todos los días lo mismo. Le gustaría ser distinto pero repetirse y controlar el tiempo ya lo hace por instinto. Se trató de suicidar de diferentes maneras pero el viejo con oxígeno respira como quiera porque las grandes ideas descubiertas siempre renuevan sus células muertas.

No hay comentarios: