16 feb. 2015

 
 
 
Perdí un mundo el otro día.
¿Alguien lo vio por ahí?
Se distingue por una fila de estrellas
anudada a su frente.



Un hombre rico podría no verlo.
Pero para mi ojo frugal
tiene más valor que mil ducados.
¡Oh, encuéntrelo por mí!
 

No hay comentarios: