29 feb. 2012


Nunca pierdas la sonrisa, aún en el más oscuro de los días; es un arma poderosa que te quita el miedo, habla cuando solo sabes callar, mira más allá de los problemas, brilla entre la multitud. Nunca dejes de sonreír, la vida es una serie de obstáculos que a medida que los enfrentamos, crecemos, aprendemos, vivimos, disfrutamos, y por sobretodo sonreímos. Aprende a pintar sonrisas en caras amargadas, en rostros infelices, en miradas perdidas; regala una sonrisa al más humilde, al que se ha perdido, a quien necesita abrigo, regala sonrisas a cambio de abrazos, a quienes no quieren nada a cambio, a quienes amas, quienes extrañas; regala sonrisas esperando una de regreso, cultiva el camino de la alegría y por sobretodo preocupate por transitar tu vida encontrando muchas de ellas en tu camino; Nunca pierdas la sonrisa, será tu mejor arma cuando te sientas desarmado. Nunca dejes de sonreír, a mi me gusta cuando lo haces así.




No hay comentarios: