23 nov. 2011


ÉL LE LLAMO ACEPTACIÓN
A ESE LLANTO SIN CONSUELO
Y DESDE AHÍ TRANSFORMO
LA RIGIDEZ DEL MIEDO CRUEL
Y PARALIZADOR EN IMPULSO MOTOR

No hay comentarios: