29 ene. 2015

El Colectivo

"...La Fuentes, andaba siempre de correrías, por los pueblos de acá cerca. Iba y venía, iba y venía. Se metía en la Cooperativa de Los Talas, andaba siempre rondando la fábrica de los Suárez, en Monte Solo. Mirá vos si sería atorranta que iba siempre a la hora en que salían los obreros. Y se quedaba charlando, sola, entre los hombres. Y después que me digan que las mujeres se hacen putas por falta de educación. ¡Mentira! Si ésta hasta había estudiado en Córdoba, en la universidad. Tenía un noviecito allá. Dicen que le hizo un hijo pero que no lo tuvo... ¡Qué delicados son algunos para decir las cosas! ¡No lo tuvo...! Y claro. ¿Qué iba a hacer ella con un hijo? ¿Llevarlo a las diez de la noche a la puerta de la Cooperativa? ¿Sentarlo entre los hombres cuando empiezan a tomar vino? Y bueno. Ésa terminó como se merecía. Dicen que la vieron en la ciudad, arruinada, trabajando en los bares. Cómo sería de escandalosa, siempre entre los hombres, que la vinieron a buscar de Córdoba. La policía. Hasta allá habían oído de ella. Vinieron cuatro oficiales y se la llevaron. Vieras qué bien los policías, qué elegantes. No usaban uniforme, venían de traje, en un auto grande. Y mirá cómo sabría ella que andaba en la mala vida, que se quiso esconder. Se metió atrás de los silos. Todos creíamos que los hombres serían hermanos o amigos de una mujer que ella hubiera molestado. Porque no le interesaba distinguir entre solteros y casados. Ella veía un pantalón y listo. Bueno, los hombres iban preguntando por el pueblo. Iban con el auto despaciiito, por las calles, dando vueltas. Y preguntaban: ¿La señorita Fuentes? Y todos sabíamos dónde estaba pero decíamos: «Debe andar por ahí», «Recién pasó por acá», porque ninguno quería ser el primero. Hasta que le preguntaron a Vidal y él les dice: «¿De parte de quién?». Y los oficiales contestan: «De la policía». «Está ahí, escondida atrás del silo.»
»Hizo bien Vidal. Si viene la policía, las cosas claras. Vieras cómo gritaba. Se había ido juntando gente en la calle, y todos mirábamos. Entre tres la tuvieron que agarrar. Tuvieron que sacar las armas y todo. ¿Y sabés qué gritaba? «Vidal, Vidal, ayúdeme, Vidal». Parecía que entre toda la gente lo veía sólo a él. ¡Vidal! Si era él el que había dicho dónde estaba. Tarde pedía ayuda...
»Estuvo bien Vidal. Y estuvo bien que los oficiales la atraparan delante de todos. Que las chicas sepan qué les pasa a las putas. Que les quede claro. Eso, que todos sepan cómo terminan estas cosas.
Victoria mira el suelo y vuelve a mirar por la ventana. Distraídamente, al pasar, dice:
—¿Y no te parece que se la pueden haber llevado por otra cosa?
—¿Por qué cosa?
—No sé, vos decías que andaba siempre entre los peones, hablando con ellos...
—Y sí, por eso se la llevaron. Por puta.
—No, yo digo..., porque en la ciudad a veces se llevan gente que no hizo nada...
—Nooooooooo. Pero eso es en la ciudad, que no se conocen. Acá todos sabemos qué hace cada uno. Por ahí en la ciudad se confunden, pero acá no hay forma. De la Fuentes todos sabíamos que era puta. Igual, en la ciudad, si se llevan a alguien que no hizo nada, después lo sueltan. Buscan las pruebas, todo, y si no encuentran nada y se dan cuenta de que fue un error, lo sueltan.
—No siempre.
—Ay, Nenita. Vos porque leés demasiado. Si no hizo nada, lo sueltan.
—En la ciudad a veces aparece gente muerta. Asesinada.
—Y sí, en los enfrentamientos. Son los que secuestraron a Aramburu. Y bueno, que se jodan. El que a hierro mata a hierro muere.
—No es tan así, Marta.
—Mirá, Nenita, vos estás todo el día sola, dale que te dale a la cabeza. Te imaginás cosas que no son. A lo mejor sí, en la ciudad a veces se comete un error. Pero después lo arreglan. Y listo. Acá cuando han venido, hicieron bien. Limpian el pueblo, nos protegen. Ellos hacen que podamos seguir viviendo tranquilos. ¡Y vieras qué pinta! Los trajes que tenían los oficiales, el pelo bien cortito, el bigote perfecto. Vieras qué bien..."



Eugenia Almeida -

22 ene. 2015

"Its amazing the way that you think. Its the first time someone to say me that... Everytime that I ask someone what are u looking for in a relationship, they always say money, beauty, things like that...
They dont see more, beyond people, they just see the outside, and its very nice that you see beyond someone, its nice. For me, I choose once to be my self with others.. I want to talk about differents topics... I want to know what are u thinking, or what you think about, I dont know, universe maiby? if you believe in life after death... I want someone who can be their self with me."

Me habló y me llegó al corazón

19 ene. 2015

me quitaste 
las ganas






de conocer a alguien más

13 ene. 2015

Entonces concha

Entonces Concha.
Si todavía un detergente lo usa sólo una mujer. Si la cerveza está a la venta sólo para levantar minas. Si aún escuchas la frase: “a mi novio no le gusta”. Si encendés la tele y ves un matrimonio que usa los beneficios de un banco, y él resopla su descontento mientras ella rompe las bolas. Y se resignan a que “eso” es amor. Si eso te da risa. Si el mensaje es “cuidá” a tu familia dándole aspirinas. Si es más importante lo blanca que quedó la camiseta de tu esposo.
Entonces concha.
Si las mujeres siguen haciendo el coro. Si el “igualismo” se trata de destrozar la tarjeta del marido y revisar sus mensajes. Si la confianza y los celos comienzan a ser sinónimos. Si la igualdad se proclama ejerciendo eso mismo que condena. Y ella debe rendir una materia más por ser mujer. Si el genérico es “él” diferenciando un “ella”. Si aún es puta la que coge mucho.
Entonces concha.
Si las tetas te pesan la autoestima, y fingís orgasmos anticonflictos. Si la que te dice no: es histérica. Y la que te dice si: es fácil. Si aclaras “va a haber minitas”. Y el alfajor dice “amigos o novia, los grises no existen”; Y todos los medios le hablan a los hombres, menos cuando de limpieza y pañales se trata. Si usar un tampón te extirpa la mitad del cerebro.
Entonces concha.
Si creés que la amistad entre mujeres no existe, que ellas se odian secretamente porque compiten por un tipo. Y la amistad entre el hombre y la mujer es imposible, porque en el fondo… En el fondo ¿qué? Si “no es femenina” o si “es un macho”. O si “llora como una nena”. Y la Barbie sigue con tetas de silicona yankee. Y la prostitución se apaña como la profesión más vieja del mundo.
Entonces concha.
Si las mujeres logran posiciones de poder, pero en el fondo se sabe, son más  hijas de puta. Hijas de puta.Hijas de puta.
Si el hijo es la cadena con la que atar al que no te quiere, mientras la violación es un secreto que avergüenza a la víctima, porque: “Por algo será”. Si tu cuerpo es el cuerpo de la Iglesia,  temes dejarlo todo y viajar sola hacia tu propio  camino. Si sufrís esperando un príncipe. Si insistís creyendo en la princesa.
Entonces concha.
Si las lesbianas te calientan porque pensás que en el fondo quieren un macho. Si te da miedo agarrar un destornillador. Y ser buen padre es “ayudar” con ése bebé. Si ganaste un máster en resignación ante los “piropos” callejeros; Y te sentís elogiada porque te dicen que aún “estás buena” y “además” sos inteligente.
Entonces concha.
Mientras avanza todo y todo avanza y todo progresa en la superficie… Abajo se baila lo mismo. La fiesta de las tradiciones petrificadas. Y el parto es un milagro que muchos prefieren burlar. Y tener un hijo “complica todo”.
Concha. Entonces concha.
Hasta que la libertad nos haga subir escalones
Entonces concha.
Hasta que tu risa se confunda con mi risa
Entonces concha.
Hasta que el enojo se vuelva paz.




Luz García

6 ene. 2015

Un día nos encontraremos, en otro carnaval
tendremos suerte si aprendemos ,que no hay ningún rincón
que no hay ningún atracadero que pueda disolver 
en su escondite lo que fuimos
el tiempo está después

5 ene. 2015

Diego:
Nada comparable a tus manos, ni nada igual al oro-verde de tus ojos. Mi cuerpo se llena de ti por días y días. Eres el espejo de la noche. La luz violeta del relámpago. La humedad de la Tierra. El hueco de tus axilas es mi refugio. Toda mi alegría es sentir brotar la vida de tu fuente-flor que la mía guarda para llenar todos los caminos de mis nervios que son los tuyos, tus ojos, espadas verdes dentro de mi carne, ondas entre nuestras manos. Solo tú en el espacio lleno de sonidos. En la sombra y en la luz; tú te llamarás auxocromo, el que capta el color. Yo cromóforo, la que da el color. Tú eres todas las combinaciones de números. La vida. Mi deseo es entender la línea, la forma, el movimiento. Tú llenas y yo recibo. Tu palabra recorre todo el espacio y llega a mis células que son mis astros y va a las tuyas que son mi luz.
Frida
en caso de soledad
q u i é r a s e 
(mucho)